20 de septiembre de 2013

Los dos reyes y los dos laberintos

Cuentan los hombres dignos de fe (pero Alá sabe más) que en los primeros días hubo un rey de las islas de Babilonia que congregó a sus arquitectos y magos y les mandó a construir un laberinto tan perplejo y sutil que los varones más prudentes no se aventuraban a entrar, y los que entraban se perdían. Esa obra era un escándalo, porque la confusión y la maravilla son operaciones propias de Dios y no de los hombres. Con el andar del tiempo vino a su corte un rey de los árabes, y el rey de Babilonia (para hacer burla de la simplicidad de su huésped) lo hizo penetrar en el laberinto, donde vagó afrentado y confundido hasta la declinación de la tarde. Entonces imploró socorro divino y dio con la puerta. Sus labios no profirieron queja ninguna, pero le dijo al rey de Babilonia que él en Arabia tenía otro laberinto y que, si Dios era servido, se lo daría a conocer algún día. Luego regresó a Arabia, juntó sus capitanes y sus alcaides y estragó los reinos de Babilonia con tan venturosa fortuna que derribo sus castillos, rompió sus gentes e hizo cautivo al mismo rey. Lo amarró encima de un camello veloz y lo llevó al desierto. Cabalgaron tres días, y le dijo: "Oh, rey del tiempo y substancia y cifra del siglo!, en Babilonia me quisiste perder en un laberinto de bronce con muchas escaleras, puertas y muros; ahora el Poderoso ha tenido a bien que te muestre el mío, donde no hay escaleras que subir, ni puertas que forzar, ni fatigosas galerías que recorrer, ni muros que veden el paso." Luego le desató las ligaduras y lo abandonó en la mitad del desierto, donde murió de hambre y de sed. La gloria sea con aquel que no muere.

J. L. Borges

Fuente

6 comentarios:

  1. Bueno, sin ir más lejos, yo me perdí en Unicenter, en la parte de Falabella...Bah, perder lo que se dice perder no, pq encontré la salida, pero me costó. Ahora llevo brújula...
    Está bueno esto de publicar fragmentos de obras así, demuestra que algunos autores blogueros tampoco distan de tamaña pluma como la de Georgie.
    Abrazo y buen fin, Darth Vader...me refiero a su comentario en el blog...:-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que Falabella tiene esos descuentos que te dan ganas de llevarse todo (¿?)

      Hace poco le empece a dar mas bola a escritores un poco mas darkies o pesados para leer. Poe, Borges, La Tota Santillan entre otros.
      Abrazo grande.

      El humor negro es parte innata de la flia.

      Eliminar
  2. Bueh, yo me perdí en el laberinto transparente de Villa Carlos Paz y no hice tanto quilomb ocom oese árabe.

    Y eso que en el apuro por salir viendo que todos mis compañeros del grupo se iban me dí dos veces la cara contra el acrílico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me perdi de pendejo en el laberinto de Los Cocos en Cba y 2 pendejos mas chicos que yo me terminaron sacando, despues me di cuenta que habia postes que estaban marcados para guiarte a la salida.

      Una cagada.


      Abrazo grande.

      Eliminar
  3. Qué buen cuento, la verdá. Cuento corto y sencillo, quizás ahí resida su belleza.
    Yo me perdí anoche cuando me levanté para ir al baño, me di tremendo golpe en el dedo chiquito del pie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni me hagas acordar que me quebre hace poco ese mismo dedo y estuve 3 meses para que se cure.

      Abrazo grande.

      Eliminar